Parrillas de Gas Natural frente a las de Gas Propano

Aparte de la cocción habitual que solemos hacer en nuestra cocina, tenemos una forma de añadir algo de emoción a nuestra cocina y a nuestro apetito, y es a través de las parrillas. Además de las tradicionales barbacoas de carbón, las de gas natural y las de propano también han despertado el interés de los compradores. Pero, ¿cuál es la diferencia entre ambas y cuál es la mejor?

Si está buscando una parrilla que pueda cocinar sus alimentos muy rápidamente, entonces probablemente esté buscando una parrilla de propano. Las barbacoas de propano son dos veces más potentes que las de gas natural y le ayudan a cocinar sus alimentos mucho más rápido. Sin embargo, puede que haya cocinado su comida realmente rápido, pero también puede que tenga el olor del propano en su comida. La combustión del propano produce muchos más gases de escape que la alternativa natural. Esto significa que, aunque sea menos potente, el gas natural cocina mucho más limpio que el propano.

Si usted es un poco sensible con el costo de operación de su parrilla, entonces es probablemente mucho mejor ir con parrillas de gas natural. El gas natural es mucho más barato que el propano. En comparación con la potencia y el coste del propano, el gas natural es un tercio del precio del propano. Con las parrillas de gas natural, tendrá que exigir la instalación de una línea de gas hasta su casa. Esto puede ser bastante caro al principio, pero definitivamente le ahorrará mucho dinero, tiempo y molestias.

Cada vez que se le acabe el propano, tendrá que llevar el tanque de propano consigo y hacerlo rellenar en la estación de servicio más cercana. Tendrá que hacer esto continuamente cada vez que se quede sin combustible. En cambio, el gas natural no se agota nunca porque está conectado directamente a la compañía de gas. Preocuparse por quedarse sin gas en medio de su cocina y cargar esos pesados tanques es historia con las parrillas de gas natural.

Sin embargo, las líneas de gas natural siguen siendo tan delicadas como los tanques de propano. Así que asegúrese de tener mucho cuidado con estas líneas. Las fugas en las tuberías de gas han sido señaladas como una de las principales causas de incendios en las casas de todo el mundo.

Antes de comprar una parrilla de gas para que usted y su familia organicen un buen festín en el patio trasero, es mejor que conozca primero las diferencias entre los distintos tipos de parrillas y las sopese. Algunas parrillas pueden ser muy caras dependiendo de las características que quieras disfrutar. Gastará aún más sólo para convertir estas parrillas para que funcionen con un tipo de combustible diferente al anterior.

Para rematar, las parrillas de propano son muy potentes y rápidas en la cocción, pero son bastante pesadas para su presupuesto. Las parrillas de gas natural, aunque son menos potentes, son capaces de proporcionarle una comida limpia y cocinada, son menos costosas y nunca se agotan. Si busca más potencia, entonces una parrilla de propano se ajustará definitivamente a su estilo. Pero si lo que busca es una parrilla que le proporcione más comodidad a un coste mucho menor, entonces las parrillas de gas son las mejores para comprar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button¿En que puedo ayudarte?