Cómo-afecta-la-pandemia-a-la-energía

Cómo afecta la pandemia a la energía

La COVID-19 sigue entre nosotros. Desde la perspectiva de los compradores de energía, los efectos de la pandemia seguirán condicionando los mercados. Sin embargo, la promesa de una población vacunada significa que se avecina una «vuelta a la normalidad».

El consumo tardará en alcanzar los niveles anteriores

Las estimaciones sugieren que en 2021 se reducirá el consumo de electricidad -en torno a un 3-4% en la primera mitad del año y un 1-2% en la segunda- en comparación con los niveles anteriores a la pandemia. En 2020 se produjeron mayores reducciones, pero el despliegue gradual de las vacunas y la reapertura de las empresas significan que el uso de la energía probablemente tardará todo el año en alcanzar de forma estable los niveles anteriores.

En lo que respecta al consumo de gas natural, los efectos de la pandemia han sido menos pronunciados porque gran parte del período de cierre inicial se produjo durante los meses de verano, cuando la mayoría de las empresas no calientan sus instalaciones. Además, muchas de las grandes empresas que hacen un uso intensivo del gas fueron de las menos afectadas por la COVID-19. Teniendo en cuenta estos factores, se espera que el consumo de gas se sitúe entre un 1% y un 2% por debajo de los niveles de referencia anteriores a la pandemia en 2021, y se prevé que en 2022 el sector se recupere por completo.

Las organizaciones pueden tener que considerar diferentes estrategias energéticas

Para los empresarios -grandes y pequeños- su próxima decisión de compra de energía puede ser diferente. En lugar de guiarse por los resultados del pasado para su próxima compra, las empresas deben considerar los costes basados en la demanda y en el consumo por separado y tomar decisiones que tengan en cuenta el ritmo variable de la recuperación económica. Las compras de energía a veces permiten la estratificación. Esto protege al comprador del riesgo, al tiempo que aprovecha los precios más bajos cuando el mercado baja.

Aunque la mayoría de las empresas experimentaron un 2020 difícil, la recuperación de la crisis de COVID-19 es una oportunidad para reevaluar su estrategia energética. Con la demanda de electricidad y gas natural a punto de repuntar en 2021, los empresarios podrían aprovechar este momento para dar un paso atrás y sopesar las opciones de su negocio para garantizar un año próspero.

Esté atento para saber más sobre las energías renovables y lo que se puede esperar de la electricidad y el gas natural en 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button¿En que puedo ayudarte?